Señales de clasificación en Google

Factores de Ranking

Factores de Ranking en Google


Historia de las señales de clasificación en Google. Al principio, los motores de búsqueda se limitaban a realizar una comparación de consultas, en la que las palabras clave se cotejaban con el índice y se devolvían los documentos que contenían el mayor número de coincidencias. Este método no proporcionaba buenos resultados y era propenso a la manipulación, ya que era fácil que los propietarios de los sitios “rellenaran” (llenaran) las páginas con palabras clave para conseguir una clasificación alta. Esto se podía mitigar mediante dos métodos, que siguen siendo el centro del funcionamiento de los motores de búsqueda en la actualidad: Autoridad de enlaces y TF-IDF (Term Frequency – Inverse Document Frequency).


La autoridad de los enlaces se introdujo para determinar la relevancia en función de una base de autoridad en lugar de una base de palabras clave. Google introdujo el PageRank (llamado así por el autor y cofundador de Google, Larry Page) que medía la importancia de las páginas web. PageRank cuenta el número (y la calidad) de los enlaces que apuntan a una página para determinar la relevancia de un sitio web en relación con otros sitios. El algoritmo Link Authority también ha evolucionado para manejar la manipulación de los enlaces entrantes. El algoritmo moderno no sólo tiene en cuenta el número de enlaces, sino que también incluye un sistema de ponderación. Se tiene en cuenta la autoridad del sitio que publica, la coincidencia temática de la página que publica y la que recibe, así como la ubicación en la página en la que se publicó el enlace.


El segundo pilar de la clasificación de los documentos en la búsqueda es el TF-IDF, o Term Frequency – Inverse Document Frequency. El TF-IDF no mide la frecuencia con la que aparece una palabra clave, sino que examina la importancia de una palabra clave comparando la frecuencia con la que aparece, con el recuento esperado basado en un conjunto mayor de documentos. Por ejemplo, las palabras comunes, como “el” o “porque”, tendrán una puntuación baja, ya que se espera que aparezcan con frecuencia en un documento. A medida que aumenta el número de documentos que contienen una frase, la puntuación TF-IDF disminuye. Esto también implica que cuanto más a menudo se menciona una frase, menos importante parece ser esa frase, lo que convierte al TF-IDF en una herramienta eficaz para luchar contra el relleno de palabras clave o “keyword stuffing”.


A partir de finales de 2017, Google comenzó a implementar un modelo “mobile-first” para indexar y clasificar las páginas web. En resumen, esto significa que el contenido, la funcionalidad y la experiencia del usuario proporcionada a los dispositivos móviles es la base del rendimiento de la búsqueda para todas las plataformas.

Señales de clasificación

Los motores de búsqueda utilizan múltiples señales de clasificación para determinar la relevancia relativa de un documento. Para simplificar, hay cuatro áreas principales en las que se centran los motores de búsqueda para clasificar el contenido:

1. Contenido


El contenido se define como la experiencia temática de un sitio web e incluye señales para destacar la calidad del contenido, como por ejemplo:

  • El grado de originalidad del contenido del sitio.
  • La proporción de contenido frente a otros tipos de activos (por ejemplo, anuncios o medios de comunicación, como vídeos e imágenes).
  • La cantidad de contenido que se ha investigado para que coincida con las palabras clave que se utilizan para encontrar el contenido a través de la búsqueda, y cómo se representan en la página y dentro de las etiquetas meta.

2. Arquitectura


Mientras que el Contenido se centra en el contenido legible de un sitio, las señales de Arquitectura miden la calidad de la forma en que de construcción y funcionamiento del sitio. Esto incluye señales como:

  • La facilidad con la que un motor de búsqueda puede rastrear e indexar el contenido del sitio.
  • La velocidad de descarga/reproducción de una página, y la forma en que las URL están construidas para reflejar el contenido de la página
  • La forma en que el sitio maneja las versiones de escritorio y las versiones móviles del sitio
  • La experiencia y funcionalidad para los usuarios de dispositivos móviles.


El soporte de HTTPS fue introducido como una señal de clasificación ligera por Google en 2014. Se cree que (especialmente para el comercio electrónico) la seguridad tendrá un impacto de clasificación más fuerte en las páginas de inicio de sesión que otros sitios que no requieren seguridad adicional, como los sitios de noticias.

3. Gráfico de enlaces


Uno de los principales impulsores del algoritmo de un motor de búsqueda es el uso de la Autoridad de Enlaces como indicador de relevancia. Un enlace entrante a un documento desde un sitio web independiente es visto como un voto que indica relevancia. Los motores de búsqueda analizarán y ponderarán este voto de enlace teniendo en cuenta la autoridad del sitio web que publica el enlace, la coincidencia temática del sitio que publica y el que recibe, y la ubicación en la página en la que se publicó el enlace para determinar el valor relativo de un enlace entrante en comparación con otros.

4. Señales de usuario


Los motores de búsqueda también han empezado a centrarse en las señales de los usuarios, especialmente en la tasa de clics (CTR) de una SERP (página de resultados del motor de búsqueda), así como en el tiempo de permanencia. Si un sitio se encuentra en una posición baja en la página de resultados, pero recibe un alto CTR, es probable que suba en la clasificación. El tiempo de permanencia mide la cantidad de tiempo que un usuario pasa en un sitio devuelto, antes de volver a la página de resultados. Un menor tiempo de permanencia indicaría que un resultado no es relevante, por lo que bajaría su clasificación.
En cuanto a las principales áreas de interés para obtener un buen rendimiento en la búsqueda orgánica -contenido, arquitectura, enlaces de vuelta y autoridad de los enlaces-, la optimización para los motores de búsqueda forma parte de la arquitectura fundamental de un sitio para garantizar su rendimiento en el entorno en el que opera un motor de búsqueda, así como la estrategia de contenido y el diseño de la experiencia del usuario para establecer el sitio como una autoridad desde la perspectiva de la búsqueda.

Señales de clasificación para móviles

Con el aumento del uso y la diversidad de los dispositivos móviles, los motores de búsqueda han empezado a replantearse la búsqueda móvil. Los usuarios de móviles cambian su forma de buscar. Por ejemplo, es más probable que un usuario móvil haga una consulta con intención local, buscando algo cercano. El número de palabras utilizadas en la búsqueda también aumenta y, como resultado del creciente uso de la tecnología de reconocimiento de voz y la mejora del procesamiento del lenguaje natural, con frecuencia adoptan una forma más conversacional y lingüísticamente diversa.
El resultado es que Google ha pasado a un modelo “mobile-first” para indexar y clasificar las páginas web. Esto significa que el contenido, la experiencia del usuario y la arquitectura técnica presentada a los dispositivos móviles es la base del rendimiento de la búsqueda en todas las plataformas. Mientras que otros motores de búsqueda mantienen un enfoque “desktop-first”, las medidas de compatibilidad con los dispositivos móviles son cada vez más importantes como señales de clasificación.

  1. Utilizar un enfoque de diseño responsivo para el contenido móvil.

2. Permita que los motores de búsqueda accedan a los archivos JavaScript, CSS y de imagen, para montar la página web como la vería un usuario.

3. Los motores de búsqueda tienen en cuenta los siguientes factores de la experiencia del usuario móvil:

  • Los intersticiales intrusivos, los diálogos modales, las ventanas emergentes y otros elementos similares de la interfaz de usuario pueden afectar negativamente a la clasificación.
  • Evitar errores específicos para móviles (por ejemplo, redirecciones específicas para móviles que devuelven 404 o contenido multimedia que sólo se reproduce en plataformas de escritorio, como Flash).
  • La velocidad de la página es un factor de clasificación importante para los móviles. Una latencia adicional de un segundo en la carga de una página móvil puede suponer una disminución del 10% de las visitas a la página, un aumento del 9% de la tasa de rebote y una disminución del 3,5% de las conversiones. Google dispone de una herramienta PageSpeed Insights que puede ofrecer información sobre el rendimiento en móviles.

Factores a tener en cuenta:

  • Eliminar el JavaScript y el CSS que bloquean la renderización en el contenido de la parte superior de la página (contenido que se muestra antes de que el usuario se desplace por la página)
  • Aprovechar la caché del navegador.
  • Habilitar la compresión.
  • Reducir el HTML, CSS y JavaScript.
  • Optimizar las imágenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *